Feeds:
Entradas
Comentarios

Publicitando mi web de zombies

Hace ya tiempo que no actualizo el blog, pero es que me da mucha pereza. Además, estos últimos meses he estado trabajando en un proyecto que me quita prácticamente todo mi tiempo libre (cuando estoy en casa, claro). El proyecto no es otro que el de una Web de Zombies. Quién me conoce ya sabe lo mucho que me gusta este género (ya no sólo de cine si no toda la cultura zombie en general). Hay muchas páginas y muy buenas que hablan de muertos vivientes, pero hasta el momento no he encontrado ninguna que abarque toda la temática del género. Y ese es mi objetivo, poder crear lo que se considere con el tiempo “la Biblia del género Zombie”. De momento estoy comenzando, 2 meses no dan para comentar unas 400 películas de zombies (y eso solo dentro de la sección de cine).

Así que por ahora me voy a dedicar solamente a actualizar esta web y voy a dejar apartado el blog. También estoy un poco harta de que el 80% de los comentarios sea de gente que solo le apetece insultar o que deja comentarios sin tan siquiera molestarse en leer antes el post. Así que si veo que sigue igual, me plantearé el de no permitir ya más comentarios hasta que vuelva a retomar el blog. Aún no sé lo que haré…

Y para quien le interese visitar la web, ésta es la dirección.

HAY QUE JODERSE…

“El próximo 8 de noviembre, los clientes de telefonía móvil que no estén identificados serán desconectados del servicio y perderán su número”.

Pues sí, ahora también van a controlar quién compra móviles y tarjetas de prepago. Vodafone está llamando a sus clientes para avisar que si no dan sus datos (nombre, apellidos y D.N.I.) a partir del 8 de Noviembre se quedan sin linea. Así, sin más.

Lo peor de todo es que no ha habido una campaña de aviso a nivel general. Yo no he leído nada en los periódicos ni lo he visto en las noticias y si han dicho algo, ha sido mínimo. Están dando mucha más guerra con el tema del puñetero TDT, que si no nos lo ponemos a partir del 2010 nos quedamos sin ver la TV y en el tema de la telefonía, que en los tiempos que corren si te quedas sin línea, estás prácticamente incomunicado, pues de eso no avisan.

De acuerdo, te llama una persona de la compañía en cuestión soltándote un rollo, que a parte de que parece una máquina hablando no entiendes lo que te está diciendo. Le dices que te explique mejor por qué has de dar esos datos y te dice que porque lo dice una ley y si no te quedas sin línea. Yo que soy joven y aún tengo recursos para averiguar de qué va la cosa, pues vale, pero personas ya mayores como por ejemplo mi madre, que prácticamente la única información que tienen es lo que le dice el operador, pues no se fía. Y es normal. La gente no se atreve a dar sus datos personales por teléfono y muchas personas se niegan porque ni siquiera saben si es legal o si es un timo.

Mi madre ha aprovechado que estaba yo en casa y que le han llamado para gritarme: “Ven, corre, a ver si tú sabes de qué se trata” y cómo no tenía noticias de este tema, pues lógicamente no me he fiado, le he dicho al operador que ya me pasaría por una oficina a que me informaran. Y ya a base de buscar por internet es cuando por fin me he enterado un poco.

Lo malo  es que en noviembre habrá mucha gente que  se quedará sin línea si alguien no les ofrece más información. Aunque eso a las compañías les trae sin cuidado, porque te darán como solución que te compres una nueva tarjeta de prepago (y en ese instante ya te pedirán los datos) y asunto arreglado. Eso sí, olvidate de recuperar tu número anterior.

Por lo que he leído, esta medida es para controlar a posibles delincuentes que compren móviles prepago  (por si quieren poner una bomba en un móvil o algo así, que la sim quede registrada), vamos, por nuestra propia seguridad. Pero va a llegar un momento en el que la sociedad se convierta en el gran hermano de George Orwell, con “el todopoderoso que vigila sin descanso, aquél que todo lo ve y oye”.

Parece ser que el Ministerio de interior ha lanzado la campaña “Identifícate” para que los usuarios registren sus móviles, pero debe de ser que vivo en mi propio mundo porque antes de hoy, no sabía ni que existía. Y tampoco he oido a nadie hablar de ello. Se ve que lo de actualizar datos está desde noviembre del 2007 y que el procedimiento de registros duraría 2 años. ¿Por qué me entero cuando sólo falta un mes para que venza? Creo que las compañías deberían haber gastado menos dinero en publicitarse y más en dar información al cliente, que al fin y al cabo somos quien alimentamos a estas compañías y engordamos sus arcas.

Como mi madre ya es mayor y de la vieja escuela, es decir, que no quiere ir dando sus datos personales por ahí, me tocará registrarlo a mi nombre. Sólo espero que no aproveche para hacer alguna fechoría con él…

Para quien quiera más información, pongo unos links:

Links:
Interior desactivará en noviembre los móviles prepago sin documentar
Descarga de archivo PowerPoint de la campaña Identifícate

Una de culos

tatuaje_monoHe de reconocer que los tatuajes tienen su gracia, pero es algo que lo vas a llevar prácticamente de por vida en la piel y se ha de tener cuidado con lo que se elige. Estos tatuajes son muestra de lo que yo nunca me haría…

Está claro que los monos gustan. O igual piensan que estos tatuajes son una monada (sí, lo sé, chiste malo). Pero eso de tatuarse un mono a punto de meterle el dedo en el culo a otro… no sé yo que secreto morboso guarda el dueño del tatuaje por ahí.

Y no es el único que se ha tatuado un mono, mirad:

tatuajes_de_monos

tatuajes-05Siempre me han gustado las vacas. Cada vez que iba al Pirineo Catalán, me encantaba contemplar el verde paisaje y las vacas sueltas por ahí, pastando. Recuerdo una”torrà” (barbacoa) que hicimos en pleno monte con un montón de vacas a nuestro alrededor, a menos de 5 metros de distancia.

En definitiva, que las vacas son geniales. Pero no tanto como para aprovechar un ombligo de lo más feo y recrear con él el culo de la vaca.  Esas cosas no se hacen. Y si se hacen, no se van enseñando luego por ahí…

Y la cosa continúa…

untitledTambién me gustan los gatos. ¿Por qué harán estas cosas?

Encima con el culo marrón… Está claro que la gente tiene muy poca vergüenza.

Yo tengo una gata, Luna. Y la echo mucho de menos porque no puedo tenerla aquí en el piso y la veo cada “X” meses, pero nunca se me ocurriría tatuarmela y menos de esa forma…

tatu3nd6hy9Y ya para terminar Bart Simpsom, que a parte de ser el Bart en sus orígenes (no termina de gustarme ese dibujo) encima nos enseña su culo, que en ese momento está reciente y le habian afeitado la tripa al tío en cuestión, pero cuando vuelva a crecerle el pelo… Ainsss.

DMC – Detroit Metal City

Así es como empieza el opening de esta serie de anime de 12 episodios de tan solo 11 minutos cada uno, 14 si le sumamos el video del principio y los títulos de crédito al final.

Cada capítulo comienza con un video musical de death metal y termina con una canción ñoña/popera, un principio y un final muy significativo atendiendo a la temática de toda la historia. Y es que ambos géneros musicales van a ser las 2 caras de una misma moneda en toda la trama, siendo en este caso Negishi Souichi, la moneda.

NegishiNegishi es nuestro protagonista, un chico corriente que se traslada del campo a la ciudad de Tokio para estudiar en la universidad y persiguiendo un sueño, el de llegar a formar parte de un grupo de pop. Su cantante favorita es Kahimi Karie (una de las cantantes más famosas del género pop en Tokyo), aunque también escucha pop sueco; le gusta las películas francesas, le envía flores siempre que puede a su madre (ella cree que su hijo está trabajando en una floristería en Tokio), no fuma y todavía es vírgen.

Está enamorado de Aikawa Yurimi, una chica que conoció en la universidad y que en la actualidad trabaja en la revista del corazón Amour Amour, escribiendo una columna sobre grupos musicales. Una chica muy dulce que parece haberse fijado en Negishi y a la que le encantan las canciones que compone nuestro protagonista.

Hasta aquí, todo bien. Y sería una bonita historia de amor y pop si no fuera porque Negishi no logró alcanzar su sueño y, sin saber cómo, acabó formando parte de un grupo muy diferente: DMC. Un grupo de death metal, número uno en las listas en Tokio con cientos de seguidores.

Krauser IITodo lo contrario de lo que él iba buscando. Con una manager imposible de calificar (hay que verla) y con unos componentes del grupo un tanto peculiares (sobre todo el batería), nuestro dulce chico tendrá que transformarse en una persona totalmente diferente a él: Krauser II, un individuo degenerado y mal hablado, cuya personalidad se irá apoderando poco a poco del pobre Negishi. Un personaje, todo hay que decirlo, mucho más divertido que el soso popero que es de normal.

Y con Krauser II surge, como no, la leyenda. Sus fans harán todo lo posible por que cada vez su reputación sea más insana. Se rumorea que los componentes de DMC son todos drogadictos y violadores en serie. Krauser II asesinó a sus padres cuando era joven y después mancilló sus cuerpos y escapó de la carcel para fundar su grupo. Su primera palabra al nacer fue “matame”. Le gusta golpear a los policias (de aquí saldrá el movimiento antipolicía conocido como “la guitarra de la crueldad”), violar (tanto a una policía como a la mismísima Torre de Tokio) y sembrar el caos allá por dónde pisa.

14

En España, Planeta DeAgostini ha editado ya el manga, con Kiminori Wakasugi como guionista y dibujante. Van por el cuarto volúmen y no tengo ni idea si serán en total 12 volúmenes como la serie o si lo alargarán. Acortarlo seguro que no, porque ya se sabe que a más números, más dinerito…

Se ve que ha tenido tanto éxito, que se ha hecho también una película, que estoy a la espera de ver y espero no tardar mucho en hacerlo (traducido: la van a decargar y me la van a pasar, jeje).

No me voy a alargar más en este post, porque no tendría gracia que os contara los episodios. A quién le interese, que consiga la serie y la vea porque vale la pena para echarse unas risas. Y a quién no le interese pero haya llegado hasta el final de esta entrada, pues al menos habrá pasado el rato, jajaja.

Y ya para finalizar, os dejo la canción del ending, para que veáis la diferencia con la del principio.

Haciendo un poco de limpieza en el PC, que ya le hacía falta, he estado eliminando cosas inecesarias a la vez que guardando otras que no sabía ni que existían (esta vez todo en una carpeta bien organizada). Y entre ellas, he encontrado un texto que debí descubrir en algún momento por internet (a saber la fecha) y que me guardé porque me gustaba. Lo cierto es que no recordaba haberlo leído antes. No apunté ni autor ni página web de dónde lo saqué, así que si alguien se siente identificado y le molesta, pues que lo diga y lo retiro, sin problema. El caso es que me apetece compartirlo. Hay quién no estará de acuerdo y habrá quien sí, para eso está la diversidad.

Las mujeres que no conseguían amar ni ser amadas..

triste1Y yo que pensaba que podía hacer feliz a una persona sólo con estar con ella, intentando compartir una vida juntos… A veces, lo mejor para conseguir su felicidad es dejarles libres. Poco a poco me voy dando cuenta de ello. No valgo para las relaciones, tengo muy poco que aportar en ellas. Si no me convenzo a mí misma de que merezco la pena, tampoco podré convencer a los demás.

¿Qué puedo ofrecer? ¿Mi fantástica personalidad? ¿Mis encantos ocultos? Cuando adquiera estas habilidades lo haré. Mientras tanto, me decanto por mantenerme al margen.

Soy partidaria de una verdad casi absoluta. Dos personas pueden mantener una buena relación durante años, compartiendo problemas y alegrías, sin discutir, llevando una relación aparentemente perfecta, y no llegar a amarse jamás.

La gran mayoría se acomoda a eso, tener a alguien en quién apoyarse, no estar sólo, salir con alguien aunque eso implique dejar una parte de ti atrás porque a esa persona no le agrada.

Para bien o para mal, yo no me conformo sólo con eso. Durante años, siempre he intentado alcanzar un objetivo en el tema de las relaciones. Sólo que cuando pensaba que lo había conseguido, no estaba allí y dudo que esté en algún lugar.

He estado con chicos a los que he querido muchísimo sin éxito. Y he llegado a una conclusión. Si de verdad me importan y quiero que sean felices, lo conseguirán antes si no están conmigo. La experiencia me ha dado la razón.

La última persona que me ha importado, o que me importa (presente)… Mentiría si dijera que no me siento genial cuando estoy a su lado. Pero al mismo tiempo, le quiero tanto que sólo deseo que sea dichoso, y que algún día encuentre una persona con la que se sienta realmente a gusto y completo. Y eso implica estar a su lado como amiga para lo que necesite pero atando bien fuerte mis sentimientos y echándolos a un pozo, y ofreciéndole toda la libertad que se merece para alcanzar ese sueño… si es que es posible.

Porque a fin de cuentas, cómo amiga soy estupenda (y no es por echarme flores), pero como pareja no estoy a la altura de las expectativas. Lo estoy en cuanto a lo que comenté antes. Soy la pareja perfecta con la que convivir: me adapto bien a las aficiones de los demás, soy comprensiva, respeto las ideas del prójimo, no me gusta discutir y soy bastante tranquila. Es decir, la ilusión de cualquiera… salvo la mía claro. Y es que nunca llegaré a ser el segundo tipo de pareja, ese al que me gustaría aspirar: aquella pareja a la que realmente amas, sin la cual, no tiene sentido tu vida y sientes un vacío cuando ella no está, por la que hipotecarías tu vida, la de tu anciano padre y la del vecino si pudieras sólo por estar con ella y hacerle sonreír.

Y una vez me he dado cuenta de esto, sólo me resta disfrutar de mi soledad que, al fin y al cabo, es con la única con la que voy a compartir lo que me queda de vida y la única que me acompañará el día de mi muerte.

Esto es un niño que va por la calle llevando a rastras una ranita muerta.
Tras un rato caminando, el niño por fin llega a un puticlub, entra en el local y le dice a la madame:

25- Buenas tardes señora puta, quiero contratar los servicios de July (el niño era muy educado).
– ¿July? No puede ser, ¡Pero si es la chica más enferma que tengo! grita la madame.
– No me importa, quiero a July.
– ¿Seguro que no quieres a otra chica? Las tengo de todas las edades, y para alguien tan joven cómo tú, igual te convendría comenzar con otra…
– No, quiero a July – insiste el niño.
– ¡Pero si te va a pegar de todo! ¡Tiene todas las enfermedades víricas que existen! ¿No prefieres otra? (a la madame no le importaba que fuera tan solo un crío de 12 años).

11El niño saca un fajo de billetes y le dice:

- Tengo mucho dinero y quiero gastármelo en ella.

La madame acepta (son ganancias, al fin y al cabo) y le envía a la habitación de July. El niño sube las escaleras arrastrando la rana muerta y aplastada con el consiguiente sonido que produce aquello, hasta llegar a una puerta con una señal de peligro el paso. Llama y al poco tiempo, entra.

A los 15 minutos baja (no vamos a entrar en detalles de lo que allí se hizo), arrastrando con una cuerda a su ranita muerta, que va golpeándose, inerte, escalón tras escalón; paga a la madame y, al dirigirse a la salida ésta le pregunta el motivo de que eligiera a la más enferma.

El niño, le responde:

- Porque esta noche cuando llegue a casa, mis padres saldrán de cena y me dejarán sólo con la niñera. Ella abusará de mí, como siempre, y se contagiará de todo lo que yo acabo de coger. Cuando vuelvan mis padres, papá llevará a casa a la niñera y en el camino se la “tirará”, quedando también contagiado. Cuando regrese a casa, mis padres harán el amor, cómo cada jueves, y mamá también quedará contagiada.

4

- ¡Pero niño! ¡Eso es maquiavélico! ¿Cómo puedes hacer una cosa así? Responde la madame.
– Espere, que aún no he terminado de contárselo todo… Por la mañana, cuando papá se haya ido al trabajo, el cartero traerá el correo y de paso se acostará con mi madre, contagiándose también. Y ese… ¡Ese!… ¡Ese es el hijo de puta al que quiero joder porque atropelló con la moto a mi ranita!

3

*Dedicado a Néstor.

¡Siempre me entero tarde de las cosas! Ayer me enteré de casualidad que era el día de La Marcha Zombie porque me metí de lleno dentro de ella. Claro, ir tan tranquila por la calle y de repente ver un montón de zombies que caminan hacia tí, pues resulta un poco sospechoso…

Mi amiga y yo preguntamos a una chica y nos dijo que se hace todos los años, parece ser que se hace en honor al nacimiento del escritor y director estadounidense George A. Romero, considerado el creador del arquetipo zombie, más o menos tal y como lo conocemos actualmente (muchos parecen olvidarse de los verdaderos orígenes de este género, pero claro, esos no dan tanto juego).

Y después de que uno me cogiera la cabeza y me dijera que se iba a comer mi cerebro (a lo que contesté sonriente: ¡Vale!) y de que otros muchos más intentaran asustarnos ya no pude resistirlo más y le pedí a unos zombies hacerme una foto con ellos, que desde mi punto de vista eran los que más logrados estaban.100_57762Luego estuvimos hablando con otro de ellos que nos explicó un poco de qué iba la marcha, que se hacía todos los años, este era el tercero y que por 5€ te maquillaban, con unos resultados geniales la verdad. Ellos habían venido adrede de Barcelona para unirse a la marcha. Jo, y yo sin enterarme…. Hubiese estado en mi salsa caracterizada de zombie. Y lo malo es que el año que viene seguramente ya no esté en Madrid para unirme. En fin, los caminos del Zombie son inescrutables…

El mismo zombie que nos explicó de que iba la marcha, me dejó su “bebé” para que me hiciera una foto.

100_5777

Calle 13 también participó en el evento ofreciendo un servicio de cathering para zombies.

100_5778Y ya para despedirme, sólo resta decir una cosa…

¡CEREBROOOOOSSSSSSSSS!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.