Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 noviembre 2006

EL PERFUME

Quien no huele a nada, nada siente…

…Jean Baptiste Grenouille ¿asesino o incomprendido?
Nacido en mitad del hedor de los restos de pescado de un mercado de París, abandonado por su madre en medio de la basura, el primer sonido que emitió de su pequeña boca, mandó a la que le había dado la vida directamente a la horca…

Con una infancia terrible, maltratado, golpeado brutalmente, se fue aferrando a la vida como si de una garrapata se tratase con el único fin de capturar todos los aromas, cuantos más mejor, sirviéndose de ellos como alimento.Jean Baptiste aprendió a hablar tarde, pero cuando lo hizo se sintió impotente al no poder plasmar con palabras lo que sentía oliendo lo que le rodeaba. Nunca llegó a saber diferenciar los buenos y malos olores, para él cada olor nuevo era una sensación nueva, pero tampoco supo separar las buenas y las malas acciones, hecho que quizás le hubiera impedido asesinar.

El destino quiere que nuestro Jean Baptiste entre a trabajar con uno de los mejores perfumistas del París de esa época, quién le contará el secreto para intentar preservar un perfume, capturando su esencia y su alma, para siempre.

Cuenta la leyenda que existen 13 esencias para componer el perfume perfecto. En principio, las 12 primeras resultan una nimiedad sin la última, y se desconoce cómo conseguir ésta.Pero todas juntas, componen el mejor perfume del mundo, y todo aquél que lo huela, sentirá el impulso inevitable de amar con lujuria, quedando en un estado de enajenación hipnótico.

Y cómo ya sabemos, nuestro Jean Baptiste conseguirá la fórmula.

Hace ya más de 10 años que leí el libro, y recuerdo que me encantó. Y al estrenar la película no he tenido que pensármelo mucho para ir a verla. Lo cierto es que iba con un poco de miedo por lo que me podía encontrar, pero la verdad es que no me ha defraudado en absoluto.

Exageraría si dijera que es una película estupenda, ya que hay escenas que si bien en el libro te ponen los pelos un poco de punta, escenificado en pantalla no consigue otro efecto en el espectador que provocar la risa.

El chico se supone que en el libro es más bien feo, y aunque intentan caracterizar al protagonista, llenándole de mugre, poniéndole cicatrices y mostrando un ser algo esquálido, sigue resultando bastante atractivo, al menos desde mi punto de vista, y feo lo que se dice feo, no es.
Y eso de que nos metan en la película al personaje de Montesquieu para que nos situemos mejor en la Francia del S. XVIII, bueno, pues creo que sobraba. ¿Pero que sería de las películas sin un toquecillo de humor?Intentaré mirarlo de manera positiva para que mi opinión sobre la película no cambie demasiado, jeje.

Y ni qué decir con las escenas “orgiísticas” (creo que me acabo de inventar la palabra), donde la cámara lenta hace que nos salga alguna que otra lagrimita de la risa y donde no puedo hacer más que acordarme del fotógrafo estadounidense Spencer Tunick.
Aún así, predomina las escenas buenas sobre las malas, los paisajes y escenarios están muy bien logrados para ambientarnos en esa época, al mismo tiempo que esos mismos paisajes nos resultan tan familiares como las montañas por las que alguna ves hemos dado algún paseo…

Y bueno, por último toda esa serie de valores que se nos muestran a lo largo de la película y que sinceramente no me acuerdo si se plasmaban o no en la novela, cómo el tema del asesinato de un recién nacido o la forma de tratar de igual manera el asesinato de una prostituta que el de una joven de alta curnia, el amor incondicional de un padre por su hija o el sentimiento de culpa del protagonista al final de la película, que si bien algunos de estos hechos no resultan muy creíbles, sí que te los crees cuando estás en medio del cine viendo esas escenas.

En definitiva, que la película me ha dejado un buen sabor de boca, quizás también ampliado por el hecho de que te narran la historia a medida que transcurre como si de un cuento de tratara.
¿Qué hay escenas malas? bueno, no lo discuto, pero elijo la opción de quedarme solo con lo bueno y aplaudir en silencio (no cómo mis compatriotas/compañeros de cine que lanzaron palmadas al aire cómo si les fueran a llegar a los actores, al director de la película o a alguien en particular).Y para no perder la costumbre de cuando comento una película, a continuación dejo un video con el trailer.

 

 

 

Read Full Post »

Guión: Steven T. Seagle
Dibujo:
Teddy Kristiansen y colaboradores.Números editados en España:

– Cimientos (3 números, que corresponden a los 6 primeros números de la serie regular americana House of Secrets).
– El camino hacia tí – Ir allí (2 números, que corresponden a los números 7 a 10 de la serie regular americana).
– El libro de la ley (3 números, del 11 al 16 de la serie regular americana).
– Fachada (número único y parece que el definitivo).

La colección de La casa de los Secretos, narra la historia de una casa, una casa que alberga otras habitaciones, en las que se esconden y se juzgan una serie de secretos.

La protagonista, conocida como Rain, aunque este no sea su verdadero nombre, acaba formando parte del Tribunal de los secretos, como Testigo. ¿Su papel en esta historia? “Ratificar el secreto hecho carne”. ¿El motivo? Que se trata de un jurado formado por espíritus de épocas pasadas, con lo que necesitan disponer de una testigo que les sujete a nuestro plano astral.

En la saga Cimientos, Rain conocerá a Ben y a Traci y llevará una doble vida. Por un lado, la de una joven marginada con un duro pasado y que sólo intenta sobrevivir en un mundo que no cuenta con ella y, por otro, la de testigo en un Tribunal un tanto especial…
En el último volúmen de la saga, empezamos a saber algunos de los secretos tan bien guardados de Rain, al mismo tiempo que se narra una historia autoconclusiva de la casa desde la perspectiva de un acusado.

 

Todos guardamos secretos. Todos hemos cometido actos que no nos atrevemos a confesar. Y cuando llegue el momento, seremos juzgados.

La segunda saga, El camino hacia tí, muestra un discurso de los diseños – literales y figurativos- que llevaron a la formación y creación de La Casa de los Secretos.

En este volúmen, Rain y sus dos amigos viajan por la Costa, huyendo lejos de la casa (que se sitúa en Seattle). Pero nadie puede huir eternamente de sus secretos, y los de Rain, le van persiguiendo a través de los distintos estados…

En el último número de este volúmen, conocemos el motivo de que Rain haya sido la elegida para desempeñar el papel de testigo. Para ello, viajaremos hasta el San Francisco de principios de siglo.

Y por muchos siglos que pasen, lo cierto es que quién toca el Libro de las leyes, no logra ocultar nada de su vida. Y los condenados por este Tribunal, han de jurar sobre este libro.

En la última saga, El Libro de la Ley, conocemos por fín el pasado de los miembros del jurado, aunque acaba sin que sepamos el motivo de que sigan en nuestro plano astral. Se puede entrever que todos ellos mueren asesinados o abandonados a su suerte, unos merecedores de ello, y otros no. Y quizás tengan una deuda pendiente con sus “asesinos” que les impide “irse”.

Los personajes, son de distinta índole. Por un lado, tenemos a Dígol (aguacil), un habitante vagabundo de la ciudad-estado de Ur, en la antigua Mesopotamia.Por otro lado, está Ruby (abogada), una joven de color que tiene que sufrir en su propia carne el odio racista durante el momento más álgido del movimiento por los derechos civiles a mediados de los 60 en Alabama.

Después está Pfaultz (fiscal), quizás el miembro más terrible del jurado, que vivió en pleno S. XIV, haciendo uso de su posición de poder para llevar a cabo todo tipo de atrocidades.Muy diferente, es el caso de Ni An (escriba), cuyo relato está ambientado en el Japón feudal, y cuya única culpa fue la de guardar un secreto para salvar la vida de alguiende su familia, secreto por el que acabó muriendo.

Y por último, está Clius (Juez), un bello efebo en un imperio decadente. Es el miembro del jurado que sufre el final más trágico de todos.

A parte de estos 5 miembros, existe un sexto, conocido como Plyck, del cual no se sabe qué es ni que papel cumple y que no es más que una especie de mano de fuego ¿Será quizás el dedo acusador?

La colección acaba con un final abierto. Rain y sus amigos contínuan con su viaje. Y se nos han desvelado muchas dudas. Pero aún existen misterios que quedan en el aire.¿Cómo llegan a formar parte los 5 miembros del jurado del Tribunal de La Casa de los Secretos? ¿Quién es el detective privado que va en búsqueda de Rain y por quién ha sido contratado?¿Será Rain juzgada finalmente por el mismo Tribunal del que forma parte debido a todos los secretos que ella oculta?

Y es cuando aparece este último volúmen, Fachada, que viene a ser una especie de epílogo de la historia.

En esta saga, Rain, Ben y Traci viajan a Salem para reunirse con los antiguos amigos de Rain, que antaño formaban “Los 7 de Salem”. Hace once años, sus vidas cambiaron por completo; desde entonces, estos amigos se reúnen para llevar a cabo un ritual que les aleje del “diablo”. Un ritual que trae consigo un secreto que solamente Rain conoce.

Pfaultz, que quiere descansar de su situación, hará lo posible para sentar en el banquillo a un nuevo testigo, para que Rain se convierta en juez y Pfaultz quede liberado. Rain no sabe que, al hacer confesr a todos sus amigos para salvarlos, se estará condenando a convertirse en juris.JURIS: Son los espíritus de personas que murieron a causa de secretos ajenos, ahora condenados a juzgar a los vivos por sus propios secretos. El tribunal de los Juris imparte lo que considera justicia y venganza, castigando a aquellos que no han tenido el valor de enfrentarse a sus propias vidas.

Se puede decir que con éste volúmen se cierra la historia de La Casa de los Secretos, aunque sigue existiendo secretos que los lectores desconocemos, quedando abierta la historia del detective que sigue a Rain, por ejemplo.

En definitiva, La Casa de los Secretos es una colección interesante para quien tenga la oportunidad de leérsela. Lo malo es que encontrar la colección completa es tarea algo difícil.

Miembros del Tribunal

Read Full Post »