Feeds:
Entradas
Comentarios

4 meses después…

tapety_new589Han pasado muchos meses desde mi última actualización, demasiados, pero es que cada día que pasa me da más pereza escribir. Y me da rabia porque es algo que me encanta y siempre disfruto de los ratos que dedico a hacer una nueva entrada y escribir sobre lo que me gusta.

Madrid me está cambiando y a veces no sé si para bien. Me está haciendo más seria, no sonrío como antes y me agota tanto que ya casi no me queda tiempo para mí. Por la mañana el trabajo, que en sí no es pesado pero acabo estresada por culpa del mal compañerismo. Por las tardes a clase, dónde a veces estoy medio dormida y no me entero ni de lo que leo. Sí, es algo que quiero hacer, pero también es tiempo que resto a disfrutar de aquellas cosas que me hacen feliz. Pero es lo que tiene ser un adulto responsable ¿no?.

Supongo que es cuestión en parte de la soledad. Sí, aquí tengo amigas con las que salgo de vez en cuando a hacer turismo madrileño (y no, no es a ligar!!!) y esporádicamente hasta me tomo alguna cervecita. Pero se echa de menos a las personas que dejas atrás y con las que quizás comparta más aficiones. Añoro esas sesiones de horas y horas charlando y tomándonos Paulanners, discutiendo si alguien llega a comprender a los guardianes de la puerta de Dentro del Laberinto o porqué el sentido de la vida es 42 y no otra cosa. Hacer sesiones de Los descubridores de Catán o de Juego de Tronos, ir con los amigos a comprar cómics. Y lo mejor, la escusa de que había concierto de Rosebad para reunirnos todos y pasar un buen rato. Ahora el cantante se ha pasado a Nicte y ni siquiera he tenido la oportunidad de escucharlos.

Y este cúmulo de tonterías, el estar cansada, a veces triste, aburrida… son las que me quitan las ganas de escribir. Y da la casualidad de que no escribo desde que estoy en Madrid. ¿Morriña de Valencia? ¿El ritmo de vida de la capital? Sea lo que sea, esta entrada es el resultado de estos últimos meses.

Espero no tardar tanto en escribir la siguiente y que la temática sea otra más entretenida. Y espero que aún haya alguien que siga pasándose por aquí de vez en cuando…

Seguimos con mis aficiones…

Bueno, a 2 días de largarme a Madrid a buscarme la vida, hago la que creo que será  la última de mis entradas estando en Valencia.

Curiosamente, me ha dejado hoy un chaval un comentario en mi blog de cocina, que para quién no lo sepa se llama Estómago Lleno, pero que, dado que no sé si voy a poder actualizarlo frecuentemente, he decidido compartirlo con Nexo Gûre, una chica que es bastante fiel a este blog, importándolo a un blog creado por ambas y que llevará de nombre La Marmita. Aún hay mucho que retocar para conseguir un blog que sea de ambas, pero poco a poco…

Y a lo que iba, me ha dejado comentario un chaval de Valencia que, por qué no, le voy a hacer un poco de publicidad gratuita (porque soy la administradora y porque me da la gana), que tiene un grupo de heavy metal llamado Sylvania. Me decía que es la primera vez que conoce a alguien con mis aficiones, traducido: “Es raro que a una tía le molen esas cosas”, jeje. Bueno raro sí es, pero no imposible. Muestra de ella es los años que llevo adelante este blog y mis comentaristas fieles 😉

Y viendo su perfil y que le molaba el rollo medieval, me he vuelto a acordar de Carcassone, y de ahí he pasado a pensar en un vestido que me hubiese encantado llevar puesto el día que visité el castillo. Las imágenes me las pasó Miss Whoever You Are hace ya tiempo, el vestido estaba en una página web y de allí pasó también a ebay. No estaba caro del todo pero aún así no me lo pude comprar. Y ahora me arrepiento cada vez que lo veo en las fotos. Ainssss!!!!!

Y me apetece compartirlo con vosotr@s, para que veáis lo chulo que es:

Quien me conoce sabe pefectamente lo mucho que me gustan estos vestidos y, algún día me compraré alguno. Lástima no saber coser para hacérmelos yo misma…

Jóvenes Ocultos II

Hace tiempo hice una entrada en este blog sobre la película Jóvenes Ocultos, una de mis pelis ochenteras favoritas. Hace tiempo que leí que iban a hacer una segunda parte, pero no le di mayor importancia. Hasta hace un par de semanas que viendo una de esas páginas de películas online me encontré con Lost Boys – The tribe, la 2ª parte, continuación… no sé muy bien como llamar a este film.

[Aviso de antemano que contiene bastantes spoilers].

La historia es básicamente la misma. Dos hermanos (Chris y Nicole Emerson) pierden a sus padres en un accidente y se mudan a Luna Bay, una de las ciudades surferas de California, para vivir con su tía, quién les acogerá encantada (cobrándoles el alquiler, claro).

Bien, en este punto ya vemos las coincidencias de la mudanza a una ciudad costera dónde se hace surf, por una situación traumática (en la anterior creo que era el divorcio de la madre) y dónde el apellido de los hermanos vuelve a ser Emerson. Eso sí, esta vez el hermano menor pasa a ser una chica.

Chris conoce a Shane, un importante surfero, que a su vez, conoce a Nicole e intenta convertir en su pareja vampírica dándole para ello a beber de su “sangre maldita”.

Pero ya sabemos por la 1ª parte, que hasta que Nicole no mate a su primera víctima y beba de su sangre, no se convertirá en vampiro, con lo que hay tiempo para salvarla de su estado. Es curioso que, en esta parte, hace de vampiro jefe nada más y nada menos que Angus Sutherland, el hermanastro pequeño de Kiefer.

Chris, lo descubre e intenta salvar a su hermana, para ello pide ayuda a un experto cazavampiros: Edgar Frog, o lo que es lo mismo, Corey Feldman, que ya salía en la primera parte, aunque en esta  ocasión deja su trabajo como vendedor de cómics para irse a vivir a una caravana y construir tablas de surf. Eso sí, sigue valiéndose de los cómics para recoger toda la información necesaria para matar a a los vampiros.

A todo esto, la tía de ambos hermanos actúa cómo si no se enterara de nada (cómo el abuelo en la 1ª  parte), aunque demuestra saber más de lo que aparenta. Me gusta la escena en la que llega a casa con la película de los Goonies para verla con sus sobrinos y estos huyen en seguida para ir a la fiesta “vampírica” dónde comenzará todo. Si me dieran e escoger, no sé que opción elegiría, la verdad…

También me ha llamado la atención la escena en la que el vampiro jefe se lleva a la chica a su guarida y “al catre” y en el momento en el que tocan la cama suena la canción de “cry little sister” tal y cómo sucedía en la primera película, eso sí, con un sonido muy distinto, ya que esta vez la canción es interpretada por Aiden. La versión no está mal, pero me quedo con la de Gerard McMann, que al fin y al cabo es la original. Si queréis echarle un vistazo, aquí están las escenas. En el caso del primer vídeo, habrá que esperar al minuto 7 para verlo.

Otro guiño es la cornamenta que aparece durante toda la película primera y sobre la cual acabará muriendo David (Kiefer). En esta 2ª peli, los hermanos ven una cornamenta y la cuelgan de la pared, dónde acabará muriendo el primer vampiro.

Los efectos especiales también cambian mucho de la primera parte a la segunda (normal si tenemos cuenta que se llevan 20 años de diferencia). Lo bueno es que no son unos efectos exagerados y eso se agradece. Lo que no sé es si habrán corrido a cargo de Tom Savini, muy conocido por ser un artista de los efectos especiales además de actor. Y dado que actúa en los primeros minutos de la película, pues no me sorprendería.

En definitiva, que pensaba que me iba a defraudar esta secuela y no ha sido así. Por supuesto, prefiero la de 1987, pero esta película, a pesar de haber llegado a España directamente en dvd, es mejor que muchas de las bazofias que están estrenando en los cines últimamente, sobre todo del género de terror.

La recomiendo sin ninguna duda para una tarde/noche en casa, en buena compañía y con un bol de palomitas. Y éste es el trailer:

Comenzando una nueva experiencia

Pues como ya dije en la entrada anterior, me mudo a Madrid junto con mi amiga Miss Whoever you are. Compartiremos piso y comenzaremos un nuevo capítulo de nuestras vidas, encontrando algún curro, estudiando…etc.

Aún no sabemos si podremos conectarnos vía wifi con algún vecino, así que no sé si tendremos internet al principio de estar allí.

Había pensado ir contando mis vivencias en “la gran ciudad”, una vez por semana más o menos (creando una nueva categoría para ello), pero de momento me conformaré con escribirlas en mi diario de spiderman que me compré para la ocasión, o como me sugirió Miss Whoever, escribirlo todo en word y luego ir subiéndolo al blog. Sea lo que sea, el blog puede que siga un poco abandonado los primeros meses.

Y ya solo quedan 2 semanas… Ya voy despidiéndome de los amigos, preparando poco a poco la maleta, he hecho un listado con todas las tiendas de cómics, las zonas abiertas con wifi (de momento no me podré permitir mucho lo de ir a cafeterías) y demás cosas “necesarias”.

El blog que tengo de cocina, no sé si lo conoceréis, pues también tendré que dejarlo un poco abandonado de momento. Y no hay mucho más que contar. Ya os iré manteniendo informados siempre que pueda. Cuidaros y…¡gracias por visitarme!

Visitando el blog de Pater, he visto una camiseta de Spiderman que ha diseñado él mismo, y me he acordado de una camiseta que me compré hace un par de meses cuando viajé a Menorca. A estas alturas, los más asiduos  a este blog y los que me conocéis en personas sabéis que me gusta Spiderman, así que entenderéis por qué no me lo pensé 2 veces cuando decidí comprarme esta camiseta:

¿A qué mola? Jeje

Y ya puestos a enseñar frikadas que me he comprado últimamente…

Y es que, con eso de que dentro de un mes me mudo con Miss Whoever You Are a Madrid, pues lo vi y pensé: “Mira, para escribir mis aventuras y desventuras en la gran ciudad”. Y dado que al principio no dispondremos de internet para contarlas en el blog, pues volveré a mis orígenes de escribir en papel todo aquello que me pasa por la mente.

Y cambiando un poquito de personaje, la última adquisición ha sido esta figura de 22cm de piedra (bueno, un material que se le parece) de un demonio o gárgola, o cómo queráis llamarla…

Me gustó mucho cuando la vi y dado que solo costaba 4’5€, pues no pude resistirme a comprarla. Y es que, en El Punt de Trobada de Andorra siempre se encuentra algún que otro chollo. Por ejemplo, habían muñecas de porcelana enormes (medio metro más o menos) por menos de 20€, que para quien les guste es todo un sueño (no es mi caso), gafas de sol por un par de euros… Así que ya sabéis, si pasáis por Andorra daros un voltio por el centro comercial (y no, no cobro comisión).

Y estas son las cosas que compra una chica normal en el día a día ¿O no?

LOS CARNIVOROS …

Edición original: Vertigo Voices: The Eaters
Fecha de edición: 1995
Guión: Peter Milligan
Dibujo: Dean Ormston
Tinta: Dean Ormston
Color: Nathan Eyring Formato: 56 págs.

Éste es el tipo de cómics que compro cuando están en oferta y que leo cuando viajo en tren. Hay algunos cuya lectura no me aporta nada nuevo y otros que me sorprenden. Los Carnivoros es una historia que no te deja indiferente, aunque no sea la obra maestra del siglo.

Es duro, en una época en la que vivimos, encontrar una comida decente y que no esté contaminada. Y esto es lo que le sucede a la familia Quill, una familia aparentemente normal, pero con una dieta alimenticia un tanto extravagante, formada básicamente por carne humana. El problema es que resulta muy complicado encontrar comida en condiciones. Las personas “sabrosas” por lo general tienen familia y amigos que se preocupan por ellos, con lo que su desaparición llamaría rápidamente a una plaga de policías.

Los únicos por los que la gente no pregunta es por los yonquis, vagabundos, ancianos que viven sólos en casa… pero la mayoría de éstos nunca pasarían un control de calidad.

Y que la comida llame a tu casa, sucede en raras ocasiones, y en el supuesto de que esto pase, dicha comida siempre acaba llevando algún socio detrás.

Debido a esta carencia de comida (y dado que demasiadas desapariciones en una misma zona da lugar a investigaciones), la familia Quill saldrá de la ciudad de Churchill y se tomará unas merecidas vacaciones en otro lugar. Aunque sin saber, por desgracia, que ya hay alguien que empieza a sospechar de ellos y que no parará hasta desenmascararlos.

Bueno, ya he dicho que se trata de una familia de carnívoros/caníbales, pero no hemos de confundirlos con asesinos. Cómo bien dice ellos, sólo matan para comer, no por el puro placer de matar. Eso es lo que les distingue de los asesinos. Además, siempre que puedan, compartirán su “comida” con los más necesitados y hambrientos que encuentren por el camino.

Y quien quiera saber más de la historia, pues ya sabe…¡Que se la lea! A continuación pongo un enlace desde dónde se puede descargar el cómic: http://www.megaupload.com/?d=IQO0Y3DL

Carcassonne

Bueno, pues ya estoy aquí de nuevo (más o menos). No creo que vuelva a escribir tan seguido como antes. Sigo sin tener muchas cosas que decir… Pero no quiero abandonar el blog, ya que le he dedicado demasiado tiempo.

Así que empiezo una entrada hablando de Carcassone, la capital del departamento de Aude, en Francia. Estoy pasando unos días en Puigcerdà, junto con mi chico, y aprovechamos para ir a Carcassonne, a unas 3 horas de La Cerdaña. Estuve mirando imágenes en Google antes de ir para informarme un poco y me encantó lo que vi, pero al ver la ciudad de cerca, quedé enamorada, sobre todo con el fabuloso castillo.

Está por un lado la ciudad en sí, que es bonita pero ya está, sitios así hay a puñados en España. Pero luego está la ciudad fortificada. Y eso ya es otra cosa. Desde el momento que vislumbras sus murallas, es cómo si entraras de lleno en un cuento de hadas, de castillos, dragones y princesas. Y para la gente soñadora como yo, resulta todo un mundo de fantasía. Creo que hasta llegué a sentir mariposas en el estómago cuando entré.

Hice unas 180 fotos, pero me quedé con las ganas de poder hacer una panorámica, del castillo entero desde fuera, pero es que por sus dimensiones era casi imposible. Y a saber dónde había un mirador o algo desde se pudiese tomar una buena foto… De todas formas, no descarto la posibilidad de volver algún día; quizás la próxima vez tenga más suerte.

Y bueno, hablando un poco de historia (que se note que soy licenciada en eso,jeje), pues la ciudadela de Carcasona es conocida sobre todo por ser una ciudad medieval fortificada, aunque su cronología es bastante más antigua. El enclave estuvo ocupado ya en el S. VI a.C, por parte de los galos y posteriormente por los romanos (S. III – IV d.C).

A principios del siglo XIII, Simon de Montfort tomó Carcassone con motivo de la cruzada albigense, para anexionarla luego a los dominios reales.

Los trabajos de fortificación se prolongaron a lo largo de todo el siglo XIII con la construcción del cinturón exterior y la modernización de la muralla interior; con ello se convirtió la plaza en una fortaleza inexpugnable.

Pierde su importancia estratégica después de firmarse el Tratado de los Pirineos en 1659. En la segunda mitad del siglo XIX fue objeto de un enorme esfuerzo de restauración bajo la dirección de Eugène Viollet-le-Duc; hubieron muchas críticas que consideraron que la restauración no había respetado la historia, otras críticas en cambio dicen que sólo se reconstruyeron las partes elevadas de las torres y las techumbres , se reforzaron los muros y las cimentaciones  a la vez que progresivamente se expropiaron y derruyeron unas 112 casas parásitas.

Desde 1997 está considerada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Además, ha sido la inspiración para un juego de mesa llamado Carcassonne, muy parecido al de Exploradores de Catán.

Actualmente la actividad de la ciudadela está orientada al turismo, en su interior, destacan el castillo condal del siglo XII, la basílica de San Nazario de los siglos XI-XIV, un  teatro al aire libre de estilo griego, hay museos, hoteles , comercios (con unas espadas chulísimas), cafés y restaurantes. 

Me llamó la atención el plato más típico de allí (cuando pasas a cierta hora por las mesas en las que hay gente comiendo y tú estás todavía en ayunas, tus ojos se dirigen automáticamente a los platos más cercanos…). Casi todo el mundo parecía disfrutar de las “Cassoulete”, por lo general, alubias blancas preparadas y servidas en una cazuela de barro. Eso sí, con sus trozos de carne, pollo, longanizas, etc. Me pareció de mala educación sacarles una foto, jeje. Así que si alguien quiere ver estos platos, deberá acudir al google.

En definitiva, que es un lugar precioso para visitar y para soñar despierto/a mientras lo haces… Comparto algunas de las fotos con vosotros pero si podéis verlo en persona, porque merece la pena.